Acupuntura

Acercándonos a la Medicina Tradicional China ( M.T.C.)

AcupunturaLa M.T.C. es el fruto de la recopilación de un saber de más de 5300 años cuyo objetivo es el mantenimiento de la salud: en sus orígenes fue esencialmente preventiva y mucho más tarde se dedicó a la curación.

La M.T.C. parte de la observación de los fenómenos de la vida: como todo el conocimiento oriental es un conocimiento empírico, no científico y por ello quizás más alejado del pensamiento occidental; sin embargo los resultados de esta práctica mundialmente difundida demuestran su validez y su vigencia siendo cada vez más las personas que recurren a esta medicina que no tiene los inconvenientes de los efectos secundarios farmacológicos.

La M.T.C. considera al ser humano como la materialización de una energía que viene del Cosmos, es decir un microcosmos dentro del macrocosmos: así todo lo que sucede en el Universo (sistema solar, galaxias…), en la Tierra (medio ambiente, climatología, alimentación…) y en su entorno humano (relaciones afectivas, relaciones laborales, convivencia…), le afecta y viceversa.

El mantenimiento de la salud consiste por tanto en que nuestras energías estén en armonía con las energías cósmicas, con las energías de la Tierra y con las de nuestro entorno humano. Cuando esto no sucede aparece la enfermedad.

Contrariamente a la medicina occidental, la M.T.C. no combate la enfermedad: la contempla como la señal de que esas energías no están en armonía, y, con la colaboración del paciente – responsable y protagonista de su salud – trata de restablecer el equilibrio buscando el origen de esa disarmonía; los síntomas desaparecen como consecuencia de la recuperación del equilibrio energético.

La M.T.C. consta de distintas ramas: la más conocida es la acupuntura, pero también la moxibustión, la auriculopuntura, el masaje energético (Tuina), la fitoterapia y la dieta integran este arte milenario de curar.

La Medicina Tradicional China como medicina energética, contempla los distintos niveles de enfermar en el ser humano que pueden ser de índole física, emocional o psíquica y espiritual.

Desde esta perspectiva de la salud y de la enfermedad, contamos con recursos para abordar un amplio abanico de desequilibrios y dolencias; pueden ser antiguas o de reciente manifestación y también podemos actuar preventivamente cuando la situación lo requiere.

Para la Medicina Tradicional China, la salud está ligada al libre fluir del “Qi” o energía vital que recorre y nutre el organismo de la persona. El “Qi” regula el equilibrio espiritual, emocional, mental y físico y por tanto la salud.

Cuando planteamos un tratamiento, ya sea por acupuntura o moxibustión, nuestro objetivo es restaurar el equilibrio perdido de las energías del paciente que, genéricamente llamamos “Qi”.

Para ello elaboramos un diagnóstico que, según los criterios de la M.T.C., cuenta con una historia clínica detallada donde también se reseña el color de la tez del paciente, el estudio de su lengua, la observación del tono de su voz, de su actitud corporal, la valoración de sus gustos: colores y sabores, y por fin el estudio de los pulsos donde se recoge las impresiones que registran la sangre y la energía de cada parte de nuestro organismo.

Este conjunto de información nos da las pautas para la elaboración de un tratamiento personalizado que a su vez consta de tres enfoques:

  • El tratamiento del origen del desequilibrio
  • El tratamiento de la enfermedad por la que se consulta
  • La prevención

Detallamos a continuación algunas de estas patologías a modo de orientación sin pretender nombrarlas todas:

» Desequilibrios Emocionales:

Ansiedad, Estrés, Insomnio, Nerviosismo, Miedo, Preocupación, Depresión, Enfermedades Mentales…

» Genitourinarios:

Problemas Menstruales, Trastornos Menopáusicos, Cistitis, Prostatitis, Incontinencia, Disfunciones Sexuales, Infertilidad, Miomas, Quistes de Ovario, Candidiasis…

» Cardio-Circulatorios:

Arritmias, Taquicardias, Varices, Anemias, Hipertensión, Hipotensión, Afecciones Coronarias, Cardiopatías, Accidentes Cerebro-Vasculares…

» Digestivos:

Dispepsias , Acidez, Úlceras, Problemas de Malabsorción, Diarrea, Estreñimiento, Hernia de Hiato, Litiasis Biliar….

» Respiratorios:

Asma, Insuficiencia Respiratoria, Tos, Bronquitis, Enfisema…

» Endocrinos:

Diabetes, Hipertiroidismo, Hipotiroidismo, Bocio, Obesidad…

» Algias de diversa etiología:

Musculares, Articulares, Esguinces, Artrosis, Artritis, Lumbalgias, Neuralgias, Cefaleas, etc

» Otras:

Enfermedades Tumorales, Autoinmunes, De la Piel, Adicciones, etc

Marcador